Nuevo año y nuevas metas en la cantera del Estela

Ahora que comienza un nuevo año es el mejor momento para hacer balance, mirar atrás en el tiempo y ver cómo ha transcurrido el pasado 2017, y plantearse nuevos objetivos, nuevas metas, que conseguir en este 2018. A decir verdad, el año que dejamos atrás ha dejado más alegrías que tristezas en el CD Estela. Aunque es cierto que al primer equipo la faltó un poco de suerte para rematar una temporada, la pasada, esplendida, la cantera ha conseguido terminar el año de la mejor manera posible.

Quizá la suerte no acompañó al equipo de Liga EBA, pero lo que siempre va unido a los colores de este club es el trabajo y el esfuerzo. Thomas Alva Edison, el gran inventor, dijo una vez que “el éxito es un 1% de inspiración y un 99% de transpiración”, es decir, de sudor, de esfuerzo, y de eso en Estela no falta. Todos los reconocimientos que han llegado, y los que quedan por llegar, son resultado de ese trabajo que se produce y se inculca desde las categorías inferiores del club hasta el primer equipo. Esta labor es llevada a cabo por parte de los entrenadores, y este 2017 los encargados de ello han sido Asier Gordo, Álex González y José Manuel Sarabia.

El Panusa Salud Estela se alzó como campeón de 2ª división en 2017

Asier, además de ser el segundo entrenador del primer equipo, es el responsable del equipo Senior. Su equipo, al igual que el Junior, se encontraba en 2017 en la 2ª división, pero también fueron capaces de “superar una categoría, la 2ª división autonómica, muy complicada” tras una Final Four de la que resultaron campeones, lo que les envía directos a 1ª división. Es allí donde este 2018 deberán defender los colores del Estela para mantenerse y, por qué no, conseguir un nuevo campeonato. “Un objetivo difícil por el salto de calidad y nivel entre categorías”, según afirma su entrenador.

Los chicos del equipo Junior junto a los del Calasanz tras imponerse en la final de la Copa de 2ª

Por otro lado, Álex es el entrenador del equipo Junior, nadie mejor que él conoce a esos diamantes en bruto que el Panusa Salud Estela forma para llegar a jugar con los mayores. En 2017 los jóvenes jugadores, tras unos buenos resultados, han conseguido “ascender como campeones de 2ª división” asegura Álex. Una vez conseguido el ascenso, el objetivo en 2018 es no detenerse en su escalada y aspirar a “clasificarse para la Final Four y disputar la liga”, afirma Álex. También se plantean como meta “mantener el grupo y seguir trabajando igual de bien para que los chicos sigan teniendo oportunidades con el equipo de Liga EBA”, según su entrenador.

Finalmente, los más pequeños dentro de la familia estelista, los benjamines, están dirigidos por José Manuel. Con esos años el baloncesto pasa a un segundo plano y lo que se busca es “que los niños disfruten, aprendan y se formen en unos valores como son el trabajo en equipo o el respeto” comenta el entrenador. La parte más propia del baloncesto se enseña “a base de juegos y técnica individual, pero es secundario”. El objetivo de José Manuel con los más pequeños es “seguir con la misma dinámica en este grupo que no solo se mantiene, sino que crece, y enseñarles cosas nuevas para que sigan disfrutando”, concluye.