Luces y sombras en el fin de semana de la cantera estelista

El verano se acerca y todas las competiciones deportivas llegan a la recta final, el momento más importante de la temporada en el que se juegan tanto el presente como el futuro de todos los equipos. Los equipos del CD Estela están completando muy buenas temporadas desde los más mayores hasta los más pequeños, pero es complicado que en un fin de semana se consiga un pleno de victorias. Este fin de semana tuvimos cinco partidos: uno del equipo benjamín, dos del Junior, uno de Senior y el correspondiente encuentro del Igualatorio Cantabria Estela, y el balance fue de dos victorias y tres derrotas.

Los partidos comenzaron esta semana antes de lo normal con la visita del equipo Junior al pabellón Mies del Corro de Solares para medirse al C.B Solares. Los chicos del Panusa Salud Estela se veían las caras con los favoritos de cara al título con un equipo corto por culpa de varias bajas, lo cual complicó seriamente las posibilidades de competir y llevarse la victoria. Los locales jugaron al cien por cien con un equipo preparado para la Final Four y dominaron el partido al completo sin dar ninguna oportunidad a los nuestros, y el marcador daba fe de ello al final, 92-57.

El sábado empezó con el partido de los benjamines de la Academia Estela Rubayo en Soto de la Marina frente al Bezana B. Los locales se llevaron el partido, pero las sensaciones que dejaron los niños estelistas fueron fantásticas, se nota el aprendizaje y el progreso que están llevando esta temporada en la que muchos de ellos son aun babys. El resultado final fue de 40-25 gracias al acierto en los tiros de los locales.

Después de estas dos derrotas, la victoria del primer equipo en Ordizia supuso una gran alegría para el club. Felicidad que continuó con el triunfo del equipo Senior en su encuentro frente a UC Gallofa Sub-22 por 64-48. Los estelistas salieron motivados desde el inicio, impusieron su juego de ataques rápidos y presión alta y agresiva, y gracias a los buenos porcentajes en el tiro consiguieron escaparse en el marcador con rentas de hasta 30 puntos. El choque se puso de cara para los nuestros y, pese a un último esfuerzo de los rivales, supieron mantener el control para hacerse con una nueva victoria que les asegura matemáticamente la Final Four a falta de dos jornadas para el final de la fase regular.

El sábado terminó de una forma inmejorable, pero el domingo el equipo Junior se vio derrotado de nuevo, esta vez frente a C.B Torrelavega, en el partido aplazado de la jornada anterior por 44-52. Una vez más, el equipo se vio muy mermado por las ausencias por lesiones e indisposiciones de varios jugadores lo cual complicó notablemente el encuentro. Sin embargo, pese a contar con tan solo seis jugadores, el equipo no bajó los brazos en todo el partido intentando imponer un juego lento y trabado. Pero sus rivales fueron capaces de evitar que los estelistas consiguieran su objetivo. El fallo desde la línea del tiro libre al final del choque condenó al Panusa Salud Estela a una nueva derrota que les aleja de la Final Four a falta de un solo partido para el final, haciéndoles depender de su victoria y un pinchazo rival para entrar en la última fase por el campeonato.